La dieta mediterránea nos inspira

Mucho se ha comentado de los beneficios de la dieta mediterránea y en este post vamos a repasarlos, así como comentar algunos datos que consideramos interesantes en relación con la misma, dada la importancia que tiene y que también sirve de inspiración para Laiseven por los productos que desarrollamos como los geles, en los que añadimos toques olfativos de naranjas, melón, sandía, frutos rojos, etcétera. Todo un repertorio de olores que se identifican rápidamente con el mediterráneo y sus frutas y plantas más características.

Entre los ingredientes que incluye esta dieta están las verduras y legumbres, la fruta, el pescado, las carnes blancas, la pasta, el arroz y los frutos secos, además del consumo de vino con moderación, ¿pero cómo es posible que la dieta mediterránea se dé en esta región geográfica? Esto es gracias a la combinación de diversos elementos que nos permiten tener una dieta tan variada y con alimentos, principalmente, de origen vegetal tan saludables, algunos de estos elementos son: 

  • El clima mediterráneo
  • Los tipos de terrenos de cultivo
  • La altitud de los cultivos
  • La influencia de la proximidad al mar

Todo esto, condiciona y dota a la región mediterránea de unas características únicas para que proliferen los cultivos que conocemos. 

La primera mención a este tipo de dieta, la encontramos en un estudio de 1948, que alababa la buena salud de los habitantes de islas griegas en comparación con habitantes de otras partes del mundo y de ahí que se descubriese que el principal motivo radicaba en la dieta. Una dieta compuesta por un alto consumo de productos vegetales, junto con el pan y otros cereales, así como el apreciado aceite de oliva y un consumo moderado de vino.

Esta combinación tan idónea de alimentos, resulta tan única que la UNESCO la declaró patrimonio inmaterial de la humanidad en 2010. Y es que no sólo es la alimentación lo que hace única a esta dieta, sino también que también engloba todo un elemento cultural que propicia la interacción social y es lo que muchas veces, oímos como el carácter mediterráneo, que suele identificarse con la hospitalidad, la cercanía de las gentes y toda una cultura común que nos define como región singular.

De sus beneficios para la salud, mucho se ha escrito desde que apareciese el primer estudio. Se ha demostrado, que la dieta mediterránea es rica en el consumo de ácidos grasos monoinsaturados, es el caso del aceite de oliva, lo que provoca que a la larga se reduzca el nivel de colesterol en sangre. También, resulta beneficioso el consumo moderado de vino tinto, porque tiene un efecto cardioprotector que reduce el riesgo de problemas del corazón. Igualmente, esta dieta se asocia a menor índice de obesidad, con los beneficios que esto genera al minimizar el riesgo de diabetes, hipertensión o infarto. Por último, resulta beneficiosa para el cerebro porque se ha demostrado que llevar una dieta mediterránea ralentiza el deterioro cognitivo.

Toda esa esencia mediterránea es la que Laiseven capta para desarrollar los productos presentes y los que ha futuro vendrán con el hilo conductor claramente definido y remarcado en el carácter de la marca que transmite en sus productos y comunicaciones. Una marca para gente como nosotros.

laiseven